viernes, 9 de diciembre de 2016

Noruega 2016 - Aurora Boreal y Pesca - Parte 4: Visita a Tromsø y pesca desde orilla



Empezaba un nuevo y apacible día, aunque un poco nublado. Hoy tocaba hacer un poco de turismo y pesca desde el muelle. El sitio elegido para hacer turismo fue Tromsø, la ciudad más grande de la zona, a la que solo se puede llegar en barco desde nuestra posición, ya que el fiordo en el que nos encontramos, es una isla. Ese barco, solo para dos veces por semana, los martes y los jueves, saliendo alrededor de las 9 de la mañana y volviendo alrededor de las 16:00 de la tarde. El barco se coge en Finkroken, que a 10 minutos andando, es el pueblo más cercano al complejo de casas. Llegamos a la hora marcada y por descontado, fuimos los únicos que lo cogimos, ya que como veis, no hay mucha gente en el pueblo. Casi todos los pueblos del mapa que habéis visto en entradas anteriores, son así.


Al llegar a Tromsø, "casualmente" no tardé mucho en cruzarme con una tienda de pesca... jajaja Tenía curiosidad por ver que tenían en las tiendas de la zona y de paso, preguntar algunos consejos para un novato en la zona. Ya que no podía visitar todas las que había, la tienda elegida fue Andresens Vaabenforretning, parecía la mejor de las que pude encontrar tras una rápida batida en Google. La tienda era mitad de caza y mitad de pesca.

Para ser una tienda tipo armería de las de toda la vida, estaba bastante especializada. De caza no entiendo, pero la sección de pesca, estaba muy completa, abarcando desde pesca con mosca y pequeños señuelos para truchas, hasta pesca casi abisal con jigs y vinilos XXL. Lo que no abundaba para nada, eran los minnows. Yo creo, que en un sitio con tanto calado, no son tan útiles como los jigs y vinilos, aunque seguro que se les podría sacar partido.


Casi todo lo que tenían, eran moscas y material para su confección, jigs, cucharillas, vinilos con cabeza plomada y metralletas, eso si, con muchos modelos de cada cosa. Hablé un poco con el dueño de la tienda y le expliqué mis problemas con los Halibuts, tanto con los señuelos que no conseguían tragar, como con la ubicación. Muy amablemente, me dio indicaciones para ir, a la que para él, era la mejor zona, aunque quedaba un poco apartada de donde estábamos, más o menos a 90 minutos en barca. Si no era posible ir a esa, había otra zona a unos 45 minutos. Esa sería la más accesible y la que seguramente podría probar.


También me preguntó que como pescaba, se lo expliqué y le pareció bien. También hablamos de que equipo y señuelos llevaba. Según él, debía llevar vinilos más grandes. Me recomendó algunos, aunque ya le advertí de que no podía manejar semejantes señuelos con una caña 20-60gr. Al decirle la acción, alucinó y me dijo que, que tamaño de Halibut pretendía sacar. Le dije que creía que sería capaz de levantar alguno de entre 0 y 20kg, le pareció correcto, pero me dijo; "¿Sabes que los Halibuts de 10kg comparten zona con los de 150kg? ¿Que harás como cojas uno de los segundos?" Nos echamos unas buenas risas... jajaja La conclusión fue, cuando veas que ya te falta media bobina de trenzado, corta el hilo si quieres poder pescar el resto del día y no quedarte sin todo el hilo.


Como podéis ver, se toman muy enserio lo de "Big lure, big fish", ya que tenían los señuelos más XXL que he visto en mi vida. Vinilos de 30cm con cabezas de 350gr y Jigs de 400, 700, 800 y 1000gr. Por ejemplo, el jig que tengo en la mano en la foto inferior, pesaba nada menos que 700gr y de la derecha, 1000gr, aunque por la forma que tiene, creo que ese era para curri. No me puedo imaginar una jornada de jigging con esos pesos, esta gente son Vikingos... jajajaja

Al margen de esto, creo que si quieres pescar los peces más grandes, es necesario usar señuelos XXL, dada la cantidad de peces pequeños (0 a 3kg) que hay, no dejan que otra cosa muerda el señuelo. Seguro que aún usando estos señuelos gigantes, los pequeños los siguen atacando, pero al menos, seguro que casi no se clavará ninguno, dejando que el señuelo pesque, para cuando llegue el pez grande.


Tras la fugaz visita a la tienda de pesca y unas horas de turismo por la ciudad, llegó la hora de comer. Después de mucho mirar, comimos en Bardus Bistro (http://www.bardus.no/), todo lo que habíamos leído eran buenas críticas. Como curiosidad, el plato de Fish Of The Day, era Redfish. Que mejor manera de probarlo que recién pescado. No defraudó para nada, un pez meloso y muy sabroso, con acompañamiento de verduras al vapor, algún tipo de vinagreta y frutos secos. De verdad, estaba muy muy bueno. Si alguna vez vais, no dejéis de probarlo.


Después de pasar un día en Tromsø, volvimos con el barco hacia Finkroken, donde aún podría pescar un par de horas desde el muelle. El sitio era comodísimo y como es de costumbre en estas aguas, la actividad no escaseaba. Mientras el señuelo caía hacia el fondo, ya noté como los pequeños Carboneros lo atacaban, aunque sin clavarse. Al tocar fondo, en un momento ya tenía una buena picada, que con la caña 10-30gr fue un disfrute.


Al poco rato de estar pescando, vimos en la lejanía algunos animales que nos costó identificar. Poco a poco se fueron acercando a nuestra posición y pudimos verlos bien. ¿Eran Delfines? Ni por asomo pensábamos que fuéramos a ver cetáceos. Un banco de unos 10 ejemplares de Marsopa Común (Phocoena Phocoena), pasaba a unos 20 metros de nosotros. Estos cetáceos, son parecidos a los Delfines que nosotros conocemos. Esta especie, crece entre los 1,4 m y 1,9 m. Las hembras, con un peso máximo de unos 76 kg, llegan a ser más grandes que los machos, que pesan alrededor de 60 kg. Está muy extendida en las aguas costeras más frías del Hemisferio Norte, principalmente en zonas con una temperatura media de alrededor de 15 °C. Durante el siguiente día de pesca en barca, las vimos otras dos veces. Un espectáculo extra que no imaginábamos.


Hablando del echo de ver cetáceos con los dueños de las casas, nos comentaron hay un tipo de turismo para cada época del año. Por ejemplo en verano, a parte de muchos pescadores, viene mucha gente que quiere observar Sperm Whales (Cachalotes), que se adentran en los fiordos para comer Herring (Arenque) en la época en que este pez pasto pasa por la zona. En otras zonas de Noruega, se pueden observar Killer Whales (Orcas Asesinas), durante el invierno. 

La pesca desde orilla estaba siendo buena, aunque entre picada y picada, perdí algunos vinilos, ya que por el fondo, pasan los cabos que van hasta las boyas que veis en la foto inferior. Aún así, la diversión supera a la pérdida de vinilos. En la foto inferior, una picada que acabaría con un Bacalao de 1-2kg en el muelle.


Como curiosidad, en una de las picadas, mientras pescaba con el equipo pesado, estaba subiendo a la superficie un Bacalao de alrededor de 1kg, cuando vi que detrás de él, venía un pequeño Halibut de unos 2kg lanzándole mordiscos a la cola, hasta que desistió y se marchó hacia el fondo de nuevo. Rápidamente, mi pareja lanzó con la 10-30gr en la dirección que había tomado el Halibut. El señuelo tocó fondo y tras dos vueltas de manivela, ya tenía un pez clavado. Empezó a subirlo con bastante dificultad. Al poco, nos dimos cuenta de que era el Halibut que había perseguido a mi Bacalao. Por desgracia, el pez empezó a nadar hacia el muelle, pasando por debajo del mismo y partiendo el trenzado de 0,10mm contra la madera. La inexperiencia de mi pareja y un equipo un tanto ligero para la captura y escenario, fueron factores determinantes. ¡Acabábamos de perder el tercer Halibut del viaje! Una pena, esto ya se convertía en algo personal. Ni los pequeños querían posar para la foto.


Al poco rato, empezó a oscurecer, al mismo tiempo que el cielo que había estado nublado durante todo el día, se iba abriendo. Con un poco de suerte, parecía que si acababa de abrirse y la Aurora aparecía, podríamos verla. Fuimos hacia la cabaña mirando en todas direcciones, pero sin resultado. Una vez en la cabaña, salíamos cada 5 minutos a ver si se veía algo. Una de esas veces, vimos una mancha blanca alargada sobre nuestras cabezas. Una posible Aurora se estaba formando. Poco a poco fue cogiendo fuerza, hasta que apareció por completo. 


Una vez más, teníamos el privilegio de ver la Aurora danzando sobre nuestras cabezas. La estuvimos viendo unos 5 minutos y decidimos entrar a abrigarnos, para continuar viéndola más cómodamente. No tardamos ni 3 minutos en abrigarnos y salir, pero cuando salimos, ya no estaba. Esta vez había sido más efímera que la anterior. Aguantamos un poco más por si aparecía de nuevo, pero no hubo suerte. Aquí pudimos comprobar como de impredecibles son, ya que parecía una Aurora potente y bien formada y se desvaneció tan rápido como apareció. Nos dimos cuenta de que la primera vez que la vimos durante una hora y media tuvimos mucha suerte.


Durante la noche, a sabiendas de que el cielo estaba despejado, nos fuimos levantando cada hora. A las 3 de la mañana, volvió a aparecer, con menos intensidad, pero perfectamente visible. Poniendo el broche de oro a este día.

Continuará...

¡Un abrazo y buena pesca!

4 comentarios:

  1. A la altura una vez mas! Espero el proximo!
    Aprofito per dirte que estan sortint tallahams a saco. Quedes avisat! Jajaja

    ResponderEliminar
  2. Moltes gracies!! Ja nomes quedara una 5a entrada..

    Ostiiiii!!! Quina envejaaa

    Gaudiu!! Jo no crec que pugui anar en breu...

    Si baixes tho dic!

    Una abraçada!

    ResponderEliminar
  3. baixa si pots que rafa m´ha ensenyat fotos i videos i seu han passat en gran estos cabrits jejeje

    vaja envidia de viatge nen ;P

    ResponderEliminar
  4. Moltes gracies per la info! Ojala pogues aprofitarla, perque segur que aquesta sera una de les ultimes oportunitats fins la primavera que ve..

    Passeu-ho be!

    Gracies per lo del viatge, espero que almenys us apropi l'experiencia!

    Sal•lutacions!!

    ResponderEliminar